Andrea Moral entrevista

Andrea Moral

Os presentamos a Andrea Moral, pianista con un futuro prometedor con motivo del concierto que realizó en Madrid Music Hall. Aquí tenéis su entrevista, esperamos que os guste.

¿Qué es para ti la música? 

Como dijo una de las personas que más admiro en el mundo, la música es un estilo de vida. Y así lo es en mi caso. No hay día en el que la música no me acompañe. Tanto escucharla como interpretarla me llena plenamente, y me siento muy afortunada de poder dedicarme a lo que quiero en la vida. Soy muy consciente de que no es un camino fácil, pero merece la pena.

¿Por qué el piano? 

La verdad es que, cuando elegí estudiar piano con 8 años, lo hice más bien porque era el instrumento más llamativo a mi parecer. A día de hoy me alegro mucho de la decisión que tomé, porque, a pesar de tener quizás el timbre menos especial de todos, es un instrumento que te ofrece muchísimas posibilidades de texturas, de color de sonido, etc.

¿Qué requisitos crees que debe cumplir un buen pianista o intérprete?

En primer lugar, debe ser respetuoso con la obra. En segundo, debe tener una buena capacidad de escucha y trabajar en la búsqueda de un buen sonido. Por último, pero no menos importante, debe construir una buena base técnica que, en mi opinión se basa en unos dedos firmes y muñecas, brazos y codos libres y flexibles. 

¿Cómo es tu manera de estudiar una obra?

El estudio de una obra es un proceso que cambia según las dificultades que vaya encontrando en ella. Al principio se trata más bien de una toma de contacto, empezar a ver cómo suena, cuál es su estructura, qué partes tiene y qué relación hay entre ellas, cómo son los temas, las melodías, los acompañamientos, etc. Después intento identificar los pasajes más difíciles a nivel técnico para trabajarlos de forma lenta y con ejercicios que ayuden a su resolución. Por otro lado, identifico también los pasajes más difíciles a nivel musical, y los trabajo a través de la escucha atenta, cantando, etc. Posteriormente busco la unidad de la obra, es decir, unificar el tempo o los tempi, hacer bien las transiciones entre secciones y poder tocarla de forma íntegra con sentido musical. Además, durante todo el proceso de estudio intento incluir la memorización, para que sea lo más fácil posible.

¿Qué es lo más importante para ti en una interpretación?

Dos cosas fundamentales: una buena calidad del sonido y ponerle corazón.

¿Cuánto de importante ha sido la formación para ti?

La formación lo ha sido todo para mí. He tenido la suerte de encontrar en mis profesores apoyos muy importantes, tanto a nivel educativo como a nivel personal. Todos ellos han sido ejemplos a seguir y me han orientado, de la mejor forma posible, para crecer como músico y como persona.

¿Qué profesor o profesores han marcado un antes y un después en tu formación?

Mi profesora Alegría Triviño fue quién me acompañó durante mis 10 primeros años de formación. Fue la que me hizo amar la música y el piano, y gracias a la cuál hoy estoy estudiando el Grado Superior. En la actualidad estudio con Miriam Gómez-Morán, y es una suerte poder aprender de una pianista de tal nivel. Quisiera mencionar también a Dimitri van Halderen, el que ha sido mi profesor de música de cámara durante casi 2 años, y del que he aprendido una forma muy especial de entender la música.

¿Qué puedes contarnos del concierto realizado en Madrid Music Hall?

Este concierto es una muestra de una parte del trabajo que he realizado durante este curso. Se trata de uno de los repertorios más bellos que he interpretado nunca. Además, este curso ha sido clave para mi formación, pues siento que he crecido mucho como pianista y como músico, y espero que así se vea reflejado.

¿Qué tipo de música escuchas diariamente?

Un poco de todo la verdad. Desde música clásica por supuesto, hasta flamenco, jazz, clásicos del rock, pop y reggaetón. Me gusta especialmente la música de cantautor: Silvio Rodríguez es uno de mis imprescindibles.

¿Quién ha sido tu mayor apoyo en tu carrera musical?

Tanto en mi carrera musical como en la vida, mis padres. 

Preguntas PING PONG

Una ciudad: Úbeda, donde nací

Una canción: Oración del remanso, de Rita Payés y Elisabeth Roma

Un disco: Al final de este viaje, de Silvio Rodríguez

Una obra: quinteto para clarinete en si menor op. 115 de Brahms

Un libro: La casa de los espíritus, de Isabel Allende

Un compositor: Brahms

Un músico: Dietrich Fischer-Dieskau

Un cuadro: el descendimiento de la cruz, de Van der Weyden

Una bebida: la coca cola

Una comida: el salmorejo 

Un bar/pub: el Café Moderno, en Salamanca

Un lugar: la plaza Vázquez de Molina, en Úbeda

Un restaurante: Vino diario, en Salamanca

Una película: La la land

Algo que te encanta: pasear

Algo que odias: el mal tiempo

¿Próximos proyectos?

Por ahora, terminar la carrera y seguir formándome.

ANÉCDOTA

Cuéntanos algo que te haya ocurrido relacionado con el mundo musical.

Recuerdo la primera vez que gané un concurso de música. Cuando salí a recoger el premio me temblaban tanto las mejillas que en la foto salí con cara de espanto. Nunca he vuelto a tener esa sensación, de estar tan nerviosa que no puedes controlar ni la sonrisa.