Julian Lage «Villanos del Jazz 2021»

No todos los artistas pueden presumir de una nominación a los Grammy en su disco debut, como es el caso de Julian Lage. 

 Niño prodigio y promesa del jazz que comenzó a tocar a los 5 años y a sus 33 se afianza a pasos agigantados como uno de los mejores guitarristas de jazz del momento.

Todo ello quedó patente anoche sobre las tablas de un teatro Pavón lleno, con un público ávido de disfrute de su música y su talento. Y, como no podía ser de otro modo, Julian no decepcionó.

El artista, que forma parte del impresionante cartel artístico de «Villanos del Jazz», cautivó a los allí presentes desde el primer tema y mantuvo el entusiasmo de los mismos hasta los últimos compases de un aclamado bis.

Melodías delicadas y cautivadoras daban paso a cambios de ritmo e intensidad magistralmente ejecutados y coordinadas a la perfección por el trío instrumental, creando atmósferas cambiantes que dejaban volar la imaginación y los sentidos de un público entregado a su música.

Su espectacular capacidad de improvisación también estuvo muy presente en todo momento, permitiendo a los espectadores gozar de lo lindo con su rico lenguaje musical y unos complejos fraseos que sólo unas manos expertas, capaces de ejecutarlos con tal naturalidad, pueden convertirlos en algo aparentemente sencillo.

El artista estuvo acompañado por otros dos grandes músicos, Kenny Wollesen a la batería y Jorge Roeder al contrabajo, que también hicieron gala de su altísimo nivel artístico y musical, haciendo las delicias de la concurrencia. 

Sobre el escenario, con una calidad de sonido impecable, pudimos disfrutar de un trío en perfecta sintonía y sincronía en el que todos brillaban juntos y por separado; tres músicos entregados en cuerpo y alma a su pasión, que crearon una energía capaz de traspasar la piel de quien les escuchaba. En definitiva, un concierto para los sentidos.