Miguel moreno chasca

Aquí os dejamos la entrevista que hemos hecho Miguel Moreno, batería con un futuro prometedor. Hace unas semanas presentamos aquí su último trabajo llamado » Chaska» . Ahora hablamos con él más en profundidad para contarnos como comenzó con la música. Esperamos que os guste.

Miguel Moreno- «La Música es conseguir repetir y repetir un patrón, un motivo, una frase, hasta encontrar una especie de trance que no cansa el oido, una emoción abstracta que hace que tu pie se empiece a mover por si solo, un lenguaje que todas las personas, músicas o no, son capaces de entender y sobretodo de disfrutar.»

¿Cómo surgió tu interés por la música?
-Cuando tenía 5 años mis padres me regalaron un disco de Michael Jackson, «Blood is on the dance floor», me ponía unos auriculares y lo escuchaba en bucle una y otra vez,  siempre fue una sensación inmersiva escuchar todos esos sonidos, hasta la música de los juegos de la ¨game boy¨ me encantaba

¿Cuáles fueron tus influencias?
-Aunque empecé escuchando rock, mis influencias siempre han tirado a la música negra en todas sus variantes, principalmente el jazz, funk, soul, ska, rocksteady, la música caribeña y sudamericana me gustan cada vez más, desde el son cubano hasta la chicha peruana.Siempre me he movido por bandas con tintes jamaicanos donde el ska y el reggae son muy protagonistas

¿Cuándo viste o cómo fue ese momento en el que decidiste dedicarte a ello? 
-Con 14-15 años ya tocaba en algunas bandas amateur, pero fue en el instituto cuando me di cuenta que las carreras universitarias que se me presentaban, no me terminaban de llamar la atención, y mi única pasión en ese momento (bueno, y también ahora jejeje) era la música y tocar la batería, así que decidí hacer una carrera más enfocada a lo musical.

¿Qué puedes contarnos acerca del trabajo que presentamos aquí hace unas semanas llamado «CHASKA»?
Pues empezó siendo una serie de ejercicios que me proponian en la escuela de música para aprender recursos: «para la próxima semana haceis 16 compases usando un bajo pedal» por ejemplo,

y poco a poco empecé a cogerle el gusto a la composición y a pelearme con el midi.

A pesar que sonaba como «música de ascensor», muchos amigos me animaron a llevarlo a un plano más orgánico, y casi 10 años después, con una pandemia de por medio, decidí ponerme manos a la obra.

La música latina siempre me había encantado, pero no sabia muy bien como tocarla, así que un poco a mi manera, quise integrarlo con el ska, que es un género que me influyó mucho a la largo de mi vida.

Me di cuenta que el «cha cha» con una base de «ska» era un sonido que me encantaba, así que irremediablemente es un sonido muy presente en casi todos los temas de CHASKA, cha-ska, sé que no he descubierto nada nuevo, pero sentía que tenia que llamarlo así.

¿Cómo fue grabar este disco?
Fue una locura, yo tenía las pistas midi en mi ordenador, así que empecé grabando las baterías en mi local de ensayo yo solo, usando los midis como referencia, el resto de instrumentos fueron grabados en sitios diferentes y de forma un poco ambulante, con mi tarjeta de sonido y mi micro me iba donde hiciera falta a grabar. Aunque a veces un poco agotador, ha sido un proceso muy bonito estar presente en todas las fases necesarias para hacer esto posible.

¿Qué músicos te acompañan en este proyecto qué músicos intervinieron en la grabación?
Pues he tenido la gran suerte de conocer a grandes músicos a lo largo de vida, y he tenido el privilegio de conseguir engañarlos para ponerles un micro delante y hacer cosas mágicas, salirse del guión y aportar mucha frescura y personalidad. Estos máquinas han sido: Miguel Sempere a la guitarra, Juan Barroso al bajo, Marcos Ortega a la trompeta, Roberto Elekes al trombón, Jorge Rodriguez al saxo, Violeta Diez al violín, Alberto Garrido a la percu, Julio Alonso, Lelé Guillén y Cristina Ceballos a la voz

¿ Cuándo podremos escuchar «CHASKA» en directo?
Aunque aún no tengo la fecha concreta, me gustaría presentarlo a finales de este año o principios del que viene, es asignatura pendiente para mi y estoy deseando organizar un bolo para llevarlo al directo.

¿Cómo ves el panorama actual?
El panorama musical siempre ha estado un poco castigado, especialmente para los músicos, y aunque después de la pandemia se están volviendo a abrir un poco las puertas de la música en vivo, veo muy necesario ponerse las pilas con la era digital, hacer que el algoritmo te favorezca, cosa que es un super reto para muchos, yo incluido, el hecho de tener que manejar muchas más variables, aparte de tocar bien tu instrumento, un continuo reciclaje 
¿Quién ha sido tu mayor apoyo a lo largo de tu carrera profesional?
Pues depende un poco de la época, pero generalmente mi familia, mis amigos y mis profesores sin duda

Preguntas PING PONG  ( Responde con una palabra)

Una ciudad: Amsterdam
Una canción: Rythm of our world
Un disco: Mákina Kandela
Un libro: El almuerzo desnudo
Un músico: Vinnie Colaiuta
Una bebida: IPA
Una comida: Leche de tigre
Un bar/pub: Loukanikos
Un lugar: Cuzco
Un restaurante: Mezcal
Una película: Nomadland
Un coche: cualquier furgoneta

Seguimos 😃

Cuéntanos algo que te encanta: conocer lugares nuevos
Algo que odias: la pizza con piña

Próximos proyectos?
Miguel Moreno- Aparte de apostar por mi proyecto personal y la presentación de Chaska, estoy buscando la forma de seguir produciendo música, tanto para mi como para otros artistas y hacer de eso un trabajo, vamos, el sueño de muchos jejejeTambién componer para bandas sonoras o para videojuegos sería maravilloso, tengo alguna cosa hecha que algún día espero publicar

PARA LA SECCIÓN DE ANÉCDOTAS
Cuéntanos algo que te haya ocurrido en algún concierto, de gira o algo relacionado con el mundo musical

Miguel Moreno – Una vez tocando en un festival, un compañero saltó encima de la tarima donde estaba montada la batería, el caso que la tarima no aguantó y prácticamente acabamos en el suelo los 3, mi colega, la batería y yo, suerte que era el «chim-pum» y final de bolo, pero no faltaron las risas.

https://www.youtube.com/watch?v=tW1nSxiDCvQ