Alberto Rodriguez y Concha Santos de Chic Piano

¿Cómo surgió la idea de fabricar estos muebles elegantes de piano?

(Concha) Pues te cuento…

Un día salimos de casa los dos muy elegantes. Alberto porque tenía que tocar con su Trío de Jazz en una boda y yo porque iba de invitada a esa misma boda. En el momento del cóctel, rodeados de glamour y elegancia, el Trío empezó a sonar.  Alberto tenía a un lado un hermoso contrabajo de madera color miel, al otro una batería roja súper vistosa, y en el centro estaba él… detrás de su teclado portátil y aquel triste soporte de patas cruzadas. Pobrecito mío… Al llegar a casa le dije “Alberto, tenemos que hablar”

(Alberto) La verdad es que hasta que me enseñó las fotos no fui consciente de la imagen triste y pobre que proyectaba y ahí fue cuando, por primera vez, me sentí como el patito feo.  

Y la semana siguiente sólo pensábamos en cómo hacer para vestir aquel teclado tan desnudo. Le dimos unas cuantas vueltas a la idea y con lápiz, papel y mucha ilusión, diseñamos nuestro primer piano de cola.

Al utilizarlo por primera vez me sentí más a gusto, más elegante y profesional, incluso tenía la impresión de que tocaba mejor… jajaja.

Y pensamos que si mejoraba mi imagen como pianista, también podría ayudar a otros pianistas.

¿Cómo es el proceso de diseño y elaboración?

(Concha) Es una tarea en equipo, en la que intervenimos los dos. Yo me encargo de lo referente al diseño y la estética, y Alberto se encarga de buscar el equilibrio en las proporciones y medidas, para que el resultado final sea vistoso y capaz de emular un auténtico piano acústico. 

La elaboración es totalmente artesanal, porque nos encanta la madera y porque así lo requieren nuestros encargos personalizados. Y lo bueno de elaborarlos a mano 100%, es que con cada estructura que terminamos, aprendemos y descubrimos nuevas maneras de mejorar algún detalle, tanto en el diseño como en la técnica.

Estos pianos están diseñados para moverse a diferentes lugares y eventos, y por eso, nuestra principal obsesión a la hora de crear nuestros modelos, ha sido conseguir que resulten lo más ligeros posible. Para ello utilizamos maderas especialmente ligeras pero resistentes a la deformación, que nos permiten conseguir que algunos modelos de Cola, como el Básico, no superen los 20 kg. de peso. O sea, que ya puedes llevarte tu Piano de Cola bajo el brazo, jajaja.

¿Creáis muebles a la carta o tenéis unos estándares?

(Alberto) Pues lo cierto es que las dos cosas. Cada cliente demanda un acabado y medidas personalizadas. Hay pianistas que tocan en un grupo donde el look de su banda y su puesta en escena tienen mucho peso y personalidad, lo que nos obliga a buscar la mejor integración del diseño dentro de su show. 

Pero también tenemos modelos y medidas estándar para aquellos pianistas que no tienen problema en adaptarse a ellos.

¿Qué modelos podemos encontrarnos y cuales son los más solicitados?

(Alberto) Nosotros elaboramos tanto estructuras con apariencia de Piano de Cola como estructuras con apariencia de Piano Vertical. 

Y el cliente puede escoger si quiere un modelo de Cola Básico, bastante sencillo, o el modelo Premium, que proyecta una imagen más realista puesto que incluye atril, lira o pedalera, tapa de cola abatible, e incluso una tabla armónica simulada que se ve al levantar la tapa.

(Concha) En cuanto al acabado, desde hace más de un siglo, sólo hemos podido contemplar pianos acústicos con acabado negro brillante o acabado de madera, clara u oscura. Y sin embargo, vivimos una actualidad trepidante y creativa que, a nuestro parecer, ya se merece pianos con una mayor riqueza cromática y diseños más innovadores.

A nosotros nos gustan los acabados sorprendentes y atrevidos, de colores inusuales, como por ejemplo un modelo Vertical de color turquesa. O nuestro diseño de Cola “Negro suave con remolino azabache”, donde decoramos todo el costado curvo con diseños de estampados modernos.

(Alberto) Pero dicho esto, también tenemos que reconocer que la mayor parte de los clientes nos pide el acabado clásico, negro alto brillo, que está claro, resulta elegante en cualquier sitio, aunque no es nuestro diseño más revolucionario.

Para vosotros ¿Qué importante es tener una buena imagen para el pianista?

(Alberto) ¡Importantísimo! pero que muy muy importante. Déjame que te cuente un pequeño detalle de cómo funciona nuestro cerebro: cuando el sonido de un piano nos entra por los oídos, la música que nos llega la percibiremos más hermosa cuanto más elegante, vistoso o deslumbrante sea ese piano que nos entra por los ojos; porque es así como funciona la mente humana.

Pero también es verdad que esa importancia no es la misma dependiendo de la formación, del look del grupo, del evento, incluso dependiendo del estilo de música que se toque. 

A los pianistas de clásico, por ejemplo, les aterroriza la idea de salir a acompañar a un trío de cámara con un soporte de patas en tijera, pero sin embargo, a un grupo de heavy-metal no le afea tanto ese mismo soporte.

(Concha) Para algunos pianistas una buena imagen es imprescindible y necesaria. Es el caso de los pianistas que tocan en cócteles, congresos, hoteles, etc… y que suelen ir vestidos de manera elegante porque quieren proyectar una imagen atractiva, diferenciarse de su competencia y, por supuesto, dejar un buen recuerdo. Pues es precisamente, para este tipo de pianistas también, para los que hacemos el pequeño milagro de convertir su teclado digital en un Piano de Cola con buena presencia y vistosidad.

¿Cuánto tiempo se tarda en montar y desmontar un Chic Piano?

(Alberto) El modelo de Cola se tarda en montar aproximadamente, lo mismo que en prepararte un café (o sea, 3 minutos) y el modelo Vertical te llevará el mismo tiempo que lavarte los dientes, jajaja, unos 4 minutos aproximadamente, no más.

Esto es gracias a que hemos buscado un sistema que resulte fácil, rápido, cómodo y que, por supuesto, no necesita de ninguna herramienta, tan sólo se usan perillas manuales. Una vez montados resultan suficientemente consistentes para albergar en su interior cualquier piano digital por pesado que sea.

(Concha) Esto se dice fácil, pero la verdad es que, hemos invertido mucho tiempo para conseguir un resultado bueno y eficaz.

Vendéis directamente o ¿en qué tiendas podemos encontrar vuestros Chic Piano?

(Concha) Sí, vendemos directamente al cliente. No tenemos tienda física. Nuestro escaparate es la web y las redes sociales, que permiten que Chic Piano llegue a toda Europa, que de momento, es nuestro territorio de mercado.

El cliente nos contacta a través de nuestra web y después se concretan los detalles del encargo mediante email, teléfono o whatsApp.

¿Sobre qué precio rondan vuestras obras de arte?

(Alberto) Muchas gracias por denominarlas “obras de arte”, jeje, pero no llegamos a tanto. Aunque sí que estamos muy orgullosos de nuestro trabajo y le ponemos muchas ganas e ilusión.

El precio final depende de muchos factores: medidas, modelo, acabado, accesorios, etc. Pero los modelos Básicos rondan los 1.200 euros, y el modelo Premium, que es el más completo, puede costar unos 1.700 euros, sin impuestos.

¿Qué le dirías a alguien que está pensando en comprar un mueble vuestro, qué ventajas encontrará en cuanto a mejor imagen?
A todos los pianistas profesionales nos encantaría disponer siempre de un Piano de Cola allá donde tenemos que tocar, pero lo cierto es que ésto no es lo habitual.
Y también sabemos que trasladar un auténtico Piano de Cola acústico resulta muy caro, porque requiere transporte especializado. Un Chic Piano es desmontable y ligero (desde 20Kg) y ésto nos permite desplazarlo incluso en el vehículo propio. Problema solucionado.
También les diría que ya son buenos pianistas, pero que Chic Piano puede ser una gran herramienta de trabajo, puesto que mejorar su imagen les va a ayudar a captar más fácilmente la atención de su público, les diferenciará de su competencia, y sin duda, también les permitirá elevar su caché.
Lo cierto es que nunca había sido tan fácil llevar tu “Piano de Cola” a cualquier lugar donde toques.