Toni M.Mir, Compositor de bandas sonoras

Toni M.Mir, Compositor de bandas sonoras

Os presentamos a TONI M.MIR, compositor de bandas sonoras para cine y publicidad. Ha compuesto y adaptado la música a más de un centenar proyectos audiovisuales, donde podemos apreciar la sensibilidad con la que trata cada composición. Aquí os dejamos su entrevista, esperamos que os guste

¿Cómo surge tu interés por la composición?

Pues la verdad que de una forma muy natural, casi inconsciente… desde pequeño, cuando empecé a tocar el piano, muy pequeño, sentía más atracción y motivación por componer que por interpretar. En la adolescencia empecé a tocar la guitarra y monté varias bandas donde yo escribía los temas…. 

A los 18 años decidí dejar los estudios para dedicarme a la música. No sabía exactamente cómo, ni dónde, pero sí que tenía claro que quería dedicarme a la música.

¿Cómo fue ese momento en el que decidiste dedicarte profesionalmente a ello?

Empecé a trabajar de prácticas a los 19 años en un estudio de sonido que se dedicaba a sonorizar y a hacer música para publicidad, y ahí descubrí la música para imagen. Ya sea publicidad, cine, televisión etc… el poder de narrar a través de la música, de ayudar a explicar una historia, de transmitir cosas que la imagen no puede por sí sola fue lo que me fascinó. 

¿Cómo es el proceso de composición de la música para un anuncio?

La verdad que depende. A veces la imagen ya está rodada y editada y solo falta la música. A veces te dan libertad absoluta, y otras te piden un estilo concreto. Por la falta de tiempo muchas veces trabajamos con músicas de referencia (que es con la que suelen editar las imágenes) para consensuar un estilo, un mood o un tempo y a partir de ahí yo compongo una pieza nueva que transmita algo similar. 

Otras veces empezamos el proceso mucho antes, con solo la idea de la campaña y sin todavía haber rodado. Normalmente es el momento en que una agencia quiere vender la idea a un cliente y se ayuda de la música para que se entienda mejor. De esta forma estás involucrado en el proyecto desde el inicio y puedes aportar mucho más y crecer con el propio proyecto.

¿En que te inspiras para crear su composición?

Depende, la verdad que para mí cada vez es única, empiezo de cero. Intento olvidarme de lo que he hecho hasta ese momento, de qué instrumentos o sonoridades he usado anteriormente (odio las plantillas) para tratar de hacer algo específico para esa obra. Ya sea un anuncio, o una película. Me gusta entender bien la historia, a los personajes, qué queremos transmitir o ayudar a explicar con la música y entonces probar y probar hasta que encuentro algo a que cogerme, alguna idea, motivo, sonido, ritmo…. Algo que sea la semilla de lo que va a ser. A partir de ahí es ir jugando, probando, cambiando  hasta ir encontrando algo que te guste, que se parezca a la idea que estás buscando sin ser muy consciente de lo que es… Para mí la composición es muy intuitiva, no quiero seguir muchas reglas ni siquiera pensar mucho en armonía ni en nada que me pueda encorsetar. Hay a quien le ayuda aplicar determinadas escalas, sonidos, armonías etc pero no es mi caso. Yo prefiero enfrentarme a la composición desde el sentimiento y no desde la razón. 

En cuanto a equipo ¿ cuáles son tus imprescindibles a la hora de trabajar?

Me imagino que te refieres al equipo en cuanto a maquinaria, software etc. Pues básicamente trabajo con Protools, librerías, varias guitarras, un piano y algunos sintetizadores. Siempre intento grabar lo que se puede grabar y no usar muchas librerías midi que sean para imitar algo (no siempre es posible por presupuesto). También me gusta mucho mezclar sonidos electrónicos con acústicos. Al final, y cada vez mas, el sonido, las texturas etc son una parte muy importante del lenguaje musical, una forma de transmitir sensaciones y emociones no solo con la melodía y la armonía.

¿Cuál ha sido el trabajo  que has compuesto del que te sientes más orgulloso y por qué?

Pues creo que te diría un largometraje documental que se llama “New York Showcase”. Que habla de lo difícil que es para los aspirantes a actor/actriz hacerse un hueco en Broadway. El director, Albert Uría, me dió mucha libertad, y tuve el tiempo de poder meterme en la historia, empatizar con los personajes etc además de que fue la primera película donde grabé con orquesta.

En cuanto a publicidad  quizá una campaña que hice para Banc Sabadell “Acompañarte”. Son de esas músicas que te salen en seguida, frescas, y que conectas desde el primer momento en que las estás haciendo

¿Hacia dónde crees que evoluciona el sector?

Bueno, es difícil de decir. También creo que es diferente el cine, la televisión y la publicidad. Ahora mismo estamos en una explosión de contenidos que necesitan música original, y no sé hasta cuándo durará.

En publicidad creo que estamos ante un cambio que nos llevará a otros formatos, quizá mas parecido a la ficción. Las marcas están empezando a interesarse por crear contenidos…. Veremos

¿Qué requisitos crees que debe cumplir un buen compositor?

Un compositor de música para imagen tiene que entender que su música está al servicio de la historia, es una herramienta más de narración. A veces hay que contenerse y otras veces potenciar emociones. Para mí es como un actor más. 

También es importante que encuentre su propio lenguaje y lo sepa transmitir en los diferentes estilos a los que tenga que adaptarse. Que sea versátil pero a la vez tenga algo único, con su propia voz y personalidad.

¿Quién ha sido tu mayor apoyo en tu carrera musical?

La verdad que me la he hecho bastante yo solo. Para mí, mi verdadero apoyo ha sido mi pareja, que me ha ayudado siempre a creer en mi y ha estado a mi lado en todas mis decisiones. Es a quien primero le enseño lo que estoy haciendo, la primera opinión que recibo y la opinión que más valoro.

¿Qué tipo de música escuchas diariamente?

Muy variada. No escucho solo un estilo. A veces escucho bandas sonoras para ver qué se está haciendo. Pero otras veces me apetece simplemente desconectar y escucho cualquier música que en ese momento me ayude a conectar conmigo mismo. Cuando estoy componiendo para una película, muchas veces intento escuchar estilos que no tengan nada que ver con lo que estoy haciendo. Me ayuda a ver las cosas desde otras perspectivas.

Aunque cada vez más, después de estar todo el día con música lo que me apetece es no escuchar nada, o incluso muchas veces pongo programas de radio donde sólo hablen, me da igual de qué…. supongo que me transporta a cuando estaba en casa de mi abuela de pequeño. Ella siempre tenía la radio encendida, y supongo que esta sensación me tranquiliza….

Preguntas PING PONG  ( Responde con una palabra)

Antes de empezar, decirte que para mí es muy difícil escoger solo una opción de cualquier cosa, y seguramente hoy diré una cosa y mañana quizá diría otra…. Pero ahí vamos:

Una ciudad: Londres

Una canción: Tom Traubert’s Blues (Tom Waits)…. O Beast of Burden (Rollings)… o millones más

Un disco: Breakfast in America (Supertramp) o Doolittle (Pixies) por lo que supuso para mí en su momento…. O millones más

Un cantant@ Freddie Mercury…

Un libro: La mirada Inocente (G. Simenon)

Un compositor: buff…. Muchos…. Morricone, Philip Glass, Herrmann…

Un músico: Glenn Gould

Un Cuadro: El Grito (E. Munch)

Una bebida: El vino

Una comida: La cocina japonesa

Un bar/pub : Bar Marsella (BCN)

Un lugar: Mi estudio

Un restaurante: Shunka

Una película: Swimming Pool (F. Ozone)

Seguimos!!

Algo que te encanta : Las sesiones de cine en casa con mi familia

Algo que odias: Las aglomeraciones

¿Próximos proyectos?

Tengo bastantes cosas entre manos ahora mismo. Un par de películas (una de ellas se rodará en febrero y la otra todavía está en fase de preparación). 

Consejo a un compositor:

No soy muy dado a dar consejos porque lo que a mí me funciona igual a otro no. Pero mi consejo es que haga música con el corazón, y no tanto con la cabeza.

ANÉCDOTAS:

Cuéntanos algo que te haya ocurrido relacionado con el mundo musical:

En tantos años muchas, pero recuerdo especialmente una, cuando trabajé en el estudio de sonido que comentaba, nos vino una vez una chica que quería que le grabáramos un par de temas. El caso es que ella cantaba temas de Withney Houston en casa y trajo una base para que la grabáramos. La pobre chica desafinaba muchísimo…. Y ella misma nos dijo que no lo entendía porque cuando practicaba en casa sonaba igual que Withney. Luego descubrimos que practicaba con los auriculares  y lo que oía  era la voz de Withney y se creía que era ella…. 

O otra anécdota, una de mis primeras composiciones para música de publicidad fue para una marca de coche. Yo tenía unos 20 años. El realizador me pidió una música muy cañera y eso intenté hacer. Fui al rodaje (en el puerto de Barcelona) y se la puse. El rápidamente dijo que eso era una “baladita” y empezó a sulfurarse, casi pegándome una bronca de campeonato (de malas maneras….) y en ese momento, se le cagó una gaviota enorme encima…. Se acabó la bronca.