Raúl Patiño, Pianista y Director Musical

Raúl Patiño, Pianista y Director Musical

Os presentamos a Raúl Patiño, pianista, arreglista y director musical con una gran trayectoria profesional. Ha trabajado dirigiendo musicales como: Rey León, Cabaret, Music Has No Limits, Repoker, La bella y la Bestia, Mamma Mia, Chicago, Fama el Musical, entre otros. Ha trabajado para artistas como: Antonio Orozco, Beth, Luis Cepeda, Pablo López… Ha compuesto bandas sonoras para cine y ha trabajado como director musical en diversos programas televisivos. Actualmente es pianista acompañante de danza en el Institut del Teatre de Barcelona y en el IEA Oriol Martorell y Director de la Eclectic Colour Orchestra.

Aquí os dejamos su entrevista, esperamos que os guste.


¿Cómo surgió tu interés por la música? 
Pues, desde bien pequeño me llevaron a aprender piano, como extraescolar. Mi abuelo y mi tío tocaban como aficionados y mis padres actuaban en una compañía de teatro amateur, así que la música me ha acompañado toda la vida.

¿Cuáles fueron tus influencias? Al principio las piezas de clásico que aprendía en el conservatorio y de adolescente grupos como Celtas Cortos, Guns n’ Roses, Bon Jovi, Jean Michelle Jarre… Mi primer concierto de pequeñín fue uno de Mecano. Y artistas que admiraba, pues Alanis Morrisette o Michael Jackson. Todo eso mezclado con Tchaikovsky, Dvořák, Beethovenn o Rachmaninoff.

¿Cómo concibes la música? Pues creo que hay 2 tipos de música, la buena y la mala. Así que la concibo como un todo, algo que te acompaña toda la vida, te dediques a ello o no. Nos ayuda a manipular los estados de ánimo de la gente, nos conecta globalmente con toda la humanidad, hables el idioma que hables, nos mueve internamente todo el mundo emocional. En general todo el arte, pero la música concretamente tiene ese poder abstracto y efímero al desarrollarse en el tiempo, escapándose de nuestras manos.

¿Cómo fué ese momento en el que decidiste dedicarte profesionalmente a ello? Pues sobre los 20 años. Me había puesto a estudiar arquitectura técnica, pero no me gustaba mucho, así que me saltaba clases para ir a ensayar con grupos. Hubo un momento en el que cambié el chip y me di cuenta de que aquello era lo que quería hacer todo el rato, que debía ser sincero conmigo mismo, por mucho que pareciera difícil.

Para ti ¿Qué cosas te resultan más interesantes de la formación clásica y la moderna? Pues por un lado se complementan, y por otro pienso que son en realidad lo mismo, todo es música, de uno u otro estilo. Es verdad que en el conservatorio se da mucha importancia a cosas teóricas como la lectura, escritura, etc, y en cambio en moderno intentan sacar la parte personal de cada músico de forma muy directa y temprana. Creo que es importante aprender y estar abierto a evolucionar constantemente, y da igual cual sea la fuente de conocimiento mientras cada cual aplique su propio criterio de lo que le funciona o no para hacer música.

¿Qué prefieres, tocar de memoria o partitura? Depende para qué, pero uno ha de defenderse en las dos situaciones. Si acompaño una clase de danza contemporánea prefiero improvisar, ser libre para viajar donde lleve el movimiento de los bailarines: un momento de clímax, una sección relajada… Si por ejemplo estoy tocando en un musical y la música está bien escrita, me encanta seguir la partitura e intento ser un intérprete ejecutante impoluto.

Para ti ¿Qué requisitos debe cumplir un buen músico? Ser músico, jajaja. Es que en la música, si se tiene esa intuición, una escucha, todo lo demás viene solo. Pero vamos, un músico completo debe tener buen tempo, oido, sentido del ritmo, sensibilidad, inteligencia, contención, desenfreno, habilidad, constancia… ¿sigo? No creo que se acabe nunca… ¡Esa es la gracia! Pero, volviendo al clásico y al moderno, me encuentro que en general a los «clásicos» les falta trabajar el sentido rítmico y a los modernos les falta sensibilidad y el fraseo largo que te da el clásico.

¿Cuando realizas arreglos para artistas te basas en el moderno o clásico? Pues estudio el tema y veo qué necesita. Cuando trabajo con artistas de pop necesitas conocer el estilo, pero si al final los arreglos van con orquesta sinfónica, necesitas conocimientos que he aprendido cuando estudiaba dirección en el conservatorio. Lo más importante y difícil es entender al artista, saber qué necesita, conocer el estilo y adaptarte a él. Que tu arreglo esté al servicio del artista y no al contrario.

¿Cuál es la parte mas difícil de la dirección musical de un espectáculo? Aunque parezca mentira, la parte musical suele ser la más fácil. La primera dificultad es que trabajas con personas, así que hay que lidiar con los egos de los artistas, con las relaciones personales que se establecen entre todas las personas del espectáculo. A veces puede ser maravilloso y otras un verdadero dolor de cabeza. Y como segunda dificultad, la presión que a menudo tienes en un espectáculo de grandes dimensiones, ya que los productores han invertido mucho dinero y hay mucha presión y estrés en que todo salga perfecto. Además como el presupuesto suele ser justo, normalmente los plazos son cortos y hay que trabajar bajo la presión del tiempo, ya sea por las horas limitadas de un estudio, porque llega la fecha de estreno del espectáculo, etc.

Para los músicos que tocan tus composiciones o arreglos ¿les pides que lo toquen tal cual, o tienen permiso para aportar su musicalidad? Lo ideal es cuando escribes algo que sabes quién lo tocará. Entonces ya escribes de forma más abierta o más cerrada, dependiendo del músico que tengas. Si es bueno, siempre es mejor dar cierto margen, pero si es algo muy concreto y que va a ser tocado por diferentes músicos, mejor dejarlo todo bien cerrado.

¿Cuál es el trabajo que has realizado del que te sientes más orgulloso? Blank Canvas, el disco que grabé con mi proyecto pesonal: Eclectic Colour Orchestra.

¿Tienes un proyecto musical personal? Pues la orquesta de cuerda moderna que comentaba, la ECO (Eclectic Colour Orchestra), aunque ahora la tengo abandonada, porque estuve de gira con diferentes musicales y luego la pandemia, pero es un proyecto que me gustaría retomar. Allí tocamos composiciones originales y versiones de jazz o incluso de rock-pop, pero con orquesta de cuerda. Es una sonoridad especial.

Y ahora también he arrancado un proyecto de escuela de piano online, El piano en tu mano. Empecé con el canal de youtube que lleva mi nombre, y espero poder crear varios cursos próximamente. (www.elpianoentumano.com)

¿Cuál es el estilo en el que te sientes más identificado? Pues me encanta el pianista Bill Laurance. Además de ser el pianista de Snarky Puppy, tiene un proyecto propio muy personal, en el que mezcla patrones con mucho groove con una sección de cuerda y/o sonoridades con instrumentos de viento más abiertas. 

¿Qué escuchas diariamente? Pues casi nada. Lo que ponen en la radio y poco más, porque me paso el día haciendo música y cuando llego a casa me apetece el silencio. Es un bien escaso en nuestra sociedad hoy en día. Donde más disfruto escuchando música es en el coche, si voy solo y me pongo un disco que me gusta, o descubro algún artista nuevo que me han recomendado. Puedo disfrutar con Ella Fitzgerald, con un buen cantautor, o con clásica a todo volumen. 

¿Cómo ves el panorama actual? Pues con la pandemia difícil. Tengo muchos amigos musicazos que lo están pasando mal. No me gusta que los gobiernos nos ninguneen o no apoyen la cultura pero la cosa está así. Hay que sindicalizarse y presionar desde abajo. En Catalunya por ejemplo el SMAC (Sindicat de Músics Activistes de Catalunya) está haciendo un gran trabajo.

Preguntas PING PONG ( Responde con una palabra)

Una ciudad: Barcelona.
Una canción: Sweet Child of Mine, de Guns n’ Roses.
Un disco: Flint, de Bill Laurance.
Un libro: Los pilares de la tierra.
Un músico: Marco Mezquida.
Una bebida: Agua.
Una comida: Paella.
Un bar/pub: Sala Apolo de Barcelona.
Un lugar: La montaña Montserrat.
Un restaurante: Port Nou, en Palamós.
Una película: Antes del amanecer, de Richard Linklater.
Un coche: Tesla Model X.

Cuéntanos algo que te encanta: Escalar.
Algo que odias: Los artistas con demasiado ego.

Cuéntanos que cosas vas a hacer próximamente: Pues estoy de intérprete en el musical Pegados, de gira por diferentes ciudades, y sigo intentando impulsar el canal de youtube Raúl Patiño.

PARA LA SECCIÓN DE ANÉCDOTASCuéntanos algo que te haya ocurrido en algún concierto, de gira o algo relacionado con el mundo musical.

Íbamos a tocar a Galicia en furgoneta, desde Barcelona, 1200 km de viaje. Por León nos equivocamos al coger una autopista y tiramos dirección Oviedo. Pensamos: salimos en la siguiente salida y tiramos en diagonal atajando por esta carretera secundaria y ya está. Eso fueron 40 km más hacia el norte, y cuando empezamos la carretera secundaria era un puerto de montaña en el que íbamos a 30 km por hora, rodeados de vacas, en Picos de Europa. Muchos kilómetros más tarde la carretera se convirtió en una pista de montaña, para nuestro horror. Finalmente por fin acabamos en la autopista que teníamos que coger, con muchos kilómetros de más hechos, y con un retraso de DOS horas respecto lo que tenía que haber sido. Por supuesto, no había GPS en esa época, era todo a base de mapas.

DCIM\100GOPRO\GOPR0140.

Written by:

118 Posts

View All Posts
Follow Me :
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 17841444640866367.