Manuel Brea, representante de artistas

Os presentamos Manuel Brea, representante de artistas con una larga trayectoria profesional. Hablamos sobre sus inicios en la música y sobre el papel que desempeña un manager como él. Aquí tenéis su entrevista, esperamos que os guste.

¿Cómo te introdujiste en el mundo de la música?

Vengo de una tierra donde la música se vive desde muy adentro, en mi Galicia, donde miles de orquestas amenizan nuestras vidas casi todos los días del año. Tengo familia y grandes amigos que se han dedicado a la música y siguen dedicándose, como músicos o como solitas.

De pequeño, cuando contaba alrededor de 13 años, soñaba con ser Nacho Cano. Verme encima de aquellos escenarios que montaban con miles de hierros para las fiestas de los pueblos era mi sueño, con mi melena al viento delante de unos teclados. O ser Thomas Anders acariciando su piano. Pero una situación familiar hizo que aparcara mi sueño por otros caminos que debía tomar.  Aunque siempre he estado muy vinculado a la música, explotando negocios de la noche.

Hoy tenemos nuestro propio sello discográfico, que poco a poco se va haciendo camino en este mundo de gigantes, donde las grandes compañías lo absorben todo.

¿Cuál es el papel de del representante o manager de un artista?

El manager es la cabeza visible del artista. Dentro del abanico de artistas nos podemos encontrar con  cantantes, músicos,  bailarines, o cualquier otro que trabaje en la industria musical, teatral, etc.   Por eso, los managers no dejan de convertirse  en una figura imprescindible para que la carrera del artista se desarrolle.

Somos, en cierto modo, quienes damos la cara  por el artista, pero  las decisiones se toman en conjunto.  Al final, la relación es un compromiso de trabajo, pero sobre todo de confianza. A veces te puedes convertir en el principal apoyo del artista en muchas relaciones y decisiones.

El manager es quien  coordina las relaciones que el artista  puede tener con los distintos departamentos, como pueden ser los medios de comunicación, las discográficas, las salas de conciertos, contratación con productoras, programas de tv, marcas y patrocinios y un largo etcétera.

¿Cuál es la parte mas difícil? 

Creo que no hay parte difícil si las bases del camino están bien asentadas desde el inicio. Es un camino de equipo, de metas y objetivos conjuntos.

¿Qué criterios debe cumplir un artista para trabajes con él?

Yo personalmente no busco criterios, sólo busco que sea buena persona. No me importa que sea un artista nuevo o un artista consolidado, pero cuando le miro a los ojos me tiene que transmitir confianza y, sobre todo, que ambos estamos con los pies en el suelo.

¿De los artistas con los que has trabajado, con cuál has sentido más feeling? 

Con todos ellos siento ese feeling necesario para seguir caminando juntos. De otro modo estaríamos en caminos diferentes.

En vuestro sello, ¿cuál es el género que más hacéis?

Brearecords no está especializado en ningún género en especial. Abarcamos cualquier tipo de género, desde el flamenco fusión, a la rumba, al reggae, balada, etc.

¿Cuántos artistas representais actualmente? 

Actualmente, entre los artistas que están en nuestro sello se encuentran Javi Cantero, Nya de la Rubia, Jorge González, Rubén Noel, Cristian Coto, Javi Mota, Vivillo, etc.

¿Cómo ves el panorama musical de hoy en día? 

Pues, estamos en unos momentos en los que la música va a pasos agigantados. Hay un consumo de música tremendo. Tenemos casi la obligación de sacar temas cada mes, sin apenas saborear el tema anterior. Las nuevas tecnologías y la nueva forma de consumo nos llevan a ello. Yo soy un amante de la música a la vieja usanza: de producir un disco, hacerlo físico y que el artista pueda girar al menos un año con ese disco.

¿Está volviendo a ser como antes de la pandemia?

Venimos de dos años muy duros en el sector cultural en general, algo vivido sin precedente alguno, donde muchas personas han tenido momentos difíciles, no sólo el artista, que es la cabeza visible, ya que detrás de cada uno hay un equipo importante de trabajo.

Este 22 estamos volviendo a retomar un poco la normalidad y al menos ya se ve de nuevo la luz y el final de esta lacra.

Cuéntanos alguna anécdota que te haya ocurrido con algún artista o relacionado con el mundo musical.

Pues, con todos tengo varias, pero tengo una que a veces recordamos mi hermano Rumbero y yo. Estábamos grabando un programa de tv en Galicia, en mi tierra, en pleno confinamiento total donde la hostelería estaba cerrada. Unos amigos nos invitaban a una mariscada con producto de la Ría, pero como todo estaba cerrado nos ofrecieron la posibilidad de enviarlo al hotel donde estábamos hospedados.

Por temas de covid no se permitía entrar comida al hotel, así que nos dejaron el marisco en el plató de televisión. Pues ya nos ves a los dos con las bolsas del marisco escondido entre la ropa y la guitarra. Cuando llegamos al hotel le dijimos al recepcionista que no íbamos a cenar, que sólo nos subiera unas cervezas. Pero él veía muchas bolsas y un olor a nécora gallega… Cuando subió a la habitación con las cervezas no había manera de que se fuera, y el olor al marisco ya se notaba. Pues allí nos pegamos una mariscada que nos supo a Gloria Bendita, como dijo Javi Cantero, que era quien me acompañaba.