Guillermo González, director musical, compositor, arreglista e instrumentista

Guillermo González, director musical, compositor, arreglista e instrumentista

Os presentamos a Guillermo González, director musical, compositor, arreglista e instrumentista con una dilatada carrera profesional. Ha trabajado en obras de teatro y musicales como «Forever King of Pop», «Flashdance», »El Intérprete»Hoy no me Puedo Levantar», «El amor está en el aire» , »Edipo Rey » ,»The Spanish Trip», «Blancanieves Boulevard», «Medea», «Adán y Eva en Broadway«, entre otros… Aquí os dejamos su entrevista. Esperamos que os guste.

¿Cómo surgió tu interés por la música?

Cuando era pequeño me apuntaron a clases extraescolares de música junto a mi hermana mayor y, al poco tiempo, mis padres nos matricularon en el Conservatorio, gracias a la recomendación de nuestra profesora, Remei Tell, con la que todavía conservo relación, y a la que estoy muy agradecido por haberme «inyectado» el gusanillo por la música.

¿Cuáles fueron tus influencias?

Cuando era adolescente escuchaba mucho a grupos como Pink Floyd, Supertramp, The Police o Genesis. También bastante música clásica. Con el tiempo fui incorporando una variedad de nombres, que me aportaton mucho, a la lista de asiduos: Pearl Jam, Bjork, Fiona Apple, Thelonious Monk, Brad Mehldau, Stravinsky, Debussy, etc.

¿Cuándo viste o cómo fue ese momento en el que decidiste dedicarte a la música?

Fue en un momento en el que estaba ya haciendo algunos conciertos y seguía formándome como músico, pero al mismo tiempo estaba trabajando en una oficina, y me di cuenta de que era muy complicado combinar todo, por lo que decidí lanzarme a la música.

¿ Cómo comenzaste a ser director musical?

Aunque había realizado ese tipo de labores con anterioridad, el primer «gran trabajo» en el que ejercí como director musical fue Hoy no me puedo levantar, en 2005, siendo yo el segundo director musical, por detrás de Isaac Ordóñez. Al mismo tiempo me encargaba de la dirección musical de la versión infantil, En tu fiesta me colé. Tenía que dirigir funciones de ambos espectáculos por la mañana y por la tarde-noche.  

¿Cómo es llevar la dirección musical de un Musical?

Es un reto fascinante. Un trabajo que requiere coordinación con el resto de departamentos artísticos y técnicos. No existe, por decirlo de alguna forma, la libertad que podría existir en un espectáculo puramente musical, porque has de mantenerte dentro de los parámetros de una historia, un estilo, unos personajes, etc., pero esas «limitaciones» hacen que sea más interesante incluso, porque hay que intentar sacar todo el jugo posible, exprimir la parte musical, para ponerla al servicio de la narrativa del espectáculo. 

¿Cuál es la parte mas complicada?

Normalmente un musical se monta en un período de dos meses, como máximo. Esto hace que todo el elenco y los músicos tengan que aprender y asimilar el material completo del musical durante ese período de tiempo. En el caso del elenco, han de estudiar textos, coreografías, canciones, etc., y no es nada fácil ir integrando todo el material que se va enseñando cada día. Por eso el gran objetivo es intentar conseguir que para la fecha del estreno esté todo controlado. En ocasiones hay matices, pequeños detalles, que se añaden con posterioridad al estreno. No son cosas básicas, sino elementos que sirven para dar un toque añadido, para hilar fino.

Una parte muy importante del proceso es que todos los equipos, tanto artísticos como técnicos, trabajen como un solo grupo, entendiendo que todos los equipos tienen que ir avanzando en el proceso y coordinarse para conformar un gran espectáculo. A veces surgen desencuentros durante el proceso, o hay equipos que se preocupan exclusivamente de lo suyo, sin tener en cuenta a los demás. Pero es esencial entender que a todos nos interesa lo mismo: que el espectáculo salga adelante, y nos debemos ayudar unos a otros.

Cuando creas arreglos musicales, ¿qué aspectos tienes más en cuenta? ¿El ritmo, la melodía…?

Cada arreglo es un mundo, así que no tengo una metodología fija. El ritmo, la melodía, la orquestación… Todo es importante, aunque puede destacar un elemento por encima de otro según lo requiera la situación, por supuesto. Siempre tengo en cuenta, lógicamente, dónde y cómo se va a utilizar ese arreglo. Me gusta tener muy presente el contexto para encauzar el arreglo.

Otra cosa que me gusta tener en consideración es quién o quiénes van a ser los intérpretes. Porque si tengo esa información de antemano, lo que hago es arreglar pensando ya en quien lo va a llevar a cabo y lo adapto a sus características, en la medida de lo posible, para sacar el máximo rendimiento. 

Para ti, ¿qué requisitos debe cumplir un buen músico?

Desde mi punto de vista es importante sentir y ser capaz de expresar.

¿Qué le aconsejarías a alguien que quiere dedicarse a la música?

Que le dedique tiempo, y que intente desarrollar más de una faceta, si es posible, para poder tener más de una salida profesional.


A nivel personal, ¿Cuál es el estilo con el que te sientes más identificado?

No me identifico con uno solo, me gustan diferentes estilos musicales. Me entusiasma la música clásica contemporánea, pero también el rock, el jazz, la música india, africana… 

¿Tienes algún proyecto personal? Si no lo tienes, ¿te gustaría hacerlo?

Tengo varios, pero algunos llevan aparcados mucho tiempo, otros están en desarrollo ahora mismo. 

¿Cuál es el trabajo que has realizado del que te sientes más orgulloso?

Es difícil escoger, la verdad, porque guardo buenas sensaciones de varios trabajos. Uno que supuso un punto de inflexión en mi vida profesional y que recuerdo con mucho cariño es la producción de Edipo Rey para el Festival de Mérida de 2008, dirigida por Jorge Lavelli, con un elenco espléndido formado por Ernesto Alterio, Carmen Elías, Juan Luis Galiardo y Manolo Caro, entre otros. La obra tenía música original de un gran músico polaco, Zygmunt Krauze, y yo fui el encargado de enseñar esa música al coro y dirigirlo en escena, con un montaje muy impactante, utilizando como única escenografía el propio Teatro Romano de Mérida.

¿Qué escuchas diariamente?

Generalmente… suelo escuchar en mi cabeza la música del curro en el que esté involucrado en ese momento, aunque no quiera, jajajajaja. Valoro mucho el silencio. Cuando me pongo música suelo ir cambiando.

¿Cómo ves el panorama actual?

Obviamente estamos en una situación muy complicada, porque ha desaparecido gran parte de la actividad de nuestro sector. Es una situación muy dura para mucha gente. Necesitamos que todo vuelva a ponerse en marcha. Quizás la esperanza es que, después de la ausencia de espectáculos en directo, el público estará deseando volver a asistir a ver conciertos, teatro, musicales, danza, y eso permitirá que haya una recuperación del sector, esperemos que sea una recuperación significativa, claro.

Preguntas PING PONG  ( Responde con una palabra)

Una ciudad: Londres
Una canción: Joga, de Bjork
Un disco: La consagración de la primavera, de Stravinsky (hay varias versiones discográficas)
Un libro: Creo que en lugar de un libro voy a decir un escritor: Eduardo Mendoza
Un músico: Stravinsky
Una bebida: Vino tinto
Una comida: Huevos rellenos, chopitos, samosas,…
Un bar/pub: El Cau (Tarragona)
Un lugar: El mar
Un restaurante: Uskar (Madrid)
Una película: Muerte entre las flores (de los hermanos Cohen)
Un coche: El mío me sirve

 Seguimos!!

Cuéntanos algo que te encanta:

Mi trabajo. Creo que los músicos nos dedicamos a hacer un poquito más felices a las personas, y eso es algo muy satisfactorio. Y al mismo tiempo nos nutre a nosotros mismos. 

Algo que odias: 

Algo que me resulta molesto (y triste, porque es algo que está demasiado arraigado en nuestra cultura, en España) es que el público tenga la costumbre de hablar durante las canciones en los conciertos, o que consideren que solamente cuando hay alguien cantando es cuando tienen que callarse, como si las partes musicales que no tienen voz no fueran música digna de ser respetada. Esto no sucede en otros países.

Cuéntanos qué cosas vas a hacer próximamente: 

Dada la situación actual estoy un poco más centrado en la docencia, con algunos proyectos muy interesantes como, por ejemplo, un taller online con un instituto de la población de Lawrence (Massachusetts, EEUU). Es un proyecto muy interesante, con alumnos de origen hispano, en el que estamos grabando un arreglo que combina una canción en castellano con otra en inglés. 

En cuanto al directo, hay cierta incertidumbre, por supuesto, pero estamos pendientes de retomar la gira de Forever (Espectáculo homenaje a Michael Jackson) que nos va a llevar a Alemania, entre otros países. Tal vez en la última parte de este año podamos reactivarlo.

PARA LA SECCIÓN DE ANÉCDOTAS

Cuéntanos algo que te haya ocurrido en algún concierto, de gira o algo relacionado con el mundo musical

Quizás la anécdota más impactante fue algo que sucedió en Hoy no me puedo levantar. En mitad de una función se activaron los aspersores antiincendios y comenzó a caer agua sobre el escenario, como una cascada y… el agua seguía cayendo más abajo, con lo que se inundó el foso, donde estábamos los músicos. Naturalmente hubo que parar la función y evacuar el teatro: personas e instrumentos. Al público se le explicó que había presenciado una función única, y se le invitó a que asistiera otro día.

Written by:

121 Posts

View All Posts
Follow Me :
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress
Error: No hay una cuenta conectada para el usuario 17841444640866367.